Elaboración de Quesos de Cabra Artesano
Fabricación y Venta de Quesos de Cabra y Oveja

La leche de cabra utilizada para la elaboración de nuestros quesos es extraída de nuestra propia explotación mediante ordeñamiento mecanizado.

La ordeñadora tiene unas boquillas que se sujetan a las ubres mediante vacío y las comprimen y masajean para extraer la leche hasta que la máquina detecta que el caudal disminuye por debajo de cierto valor, momento en que liberan la presión y se sueltan. La leche extraída es recogida en unas cubas especiales desde donde comienza el proceso de transformación.

Lo primero será calentar la leche a 72ºC durante 15 segundos y luego enfriarla rápidamente para destruir todas las bacterias indeseables y nocivas, proceso que se conoce como pasteurización.

El siguiente paso es separar la parte sólida de la leche o cuajada, de la parte líquida que es el suero. Para ello, manteniendo la leche a una temperatura de 32º en la cuba de cuajado, se le añadirá el cuajo para hacer que el azúcar de la leche se separe del suero y precipite, obteniendo un producto espeso que será la cuajada o requesón. Este proceso dura unos 60-80 minutos.

Tras esto, la cuajada será reducida al tamaño de granos de arroz mediante cortes con liras y la separaremos del suero removiéndola lentamente.

Seguidamente, prepensamos la cuajada en la mesa de desuerado y la introducimos en moldes cilíndricos con gasa para su posterior prensado. Y los dejaremos reposar un tiempo según la textura que deseemos darles.

El último paso será llevarlos a las cámaras de maduración donde controlamos la temperatura y humedad y donde practicamos los volteos y limpieza necesarios hasta adquirir las caracteristicas que hacen que nuestros quesos sean inconfundibles.

¿Y DÓNDE SE HACEN?

Todos nuestros productos son elaborados en la misma finca donde se encuentran pastando nuestras cabras, lo que garantiza la más absoluta frescura de sus leches. Podrás encontrarnos en Segura de León (Badajoz).

La combinación de unas características climatológicas óptimas de la zona hacen que la mayor parte del año, abunden los verdes pastos indispensables para que la leche de nuestras cabras tenga esa calidad que hace inconfundibles nuestros quesos.

Al mismo tiempo, las características orográficas que combinan zonas de pendientes con amplias llanuras cubiertas en ocasiones por afloraciones rocosas, hacen de esta zona, un sitio ideal para el completo desarrollo de esta clase de ganado.

De este modo, que las instalaciones para la elaboración de los quesos se encuentren en el mismo sitio donde se encuentran nuestras cabras, garantiza una total frescura de nuestras leches, lo que contribuye a realzar aún más la calidad de nuestros quesos artesanos.

Así pues, naturaleza, artesanía y dedicación, son los ingredientes básicos para conseguir que este producto tan tradicional, adopte el matiz que hace que los quesos El Majadal no sean un queso de cabra cualquiera.